En esta entrada, sobre lactancia materna exclusiva prolongada, quiero contar el caso de una amiga y su pequeño Leo y os lo quiero contar porque seguro que alguna madre le ha pasado y ha tenido que soportar a mucha gente opinando sobre lo mal que estaba haciendo en no obligar a su hijo a comer, que como podía alimentarse solo a base de leche materna después de los 6 meses… para que muchas madres sepan que no son las únicas a las que les ha pasado y para que la gente sepa que la leche materna no es agua después del año, sino que es capaz de alimentar a un niño sin faltarle ningún nutriente o vitamina. Pero sobre todo se lo quiero dedicar a esta super Mami que ha luchado con fuerzas por su hijo y ha respetado a su hijo sobre todas las cosas: Cris Gomez eres una madre luchadora con mucho coraje.AgLM_aN9QM4dKXWN2ZG6-tRbfjGteBxUloVJ2QyNs4GA

Cris Gómez es una madre con un hijo de casi 19 meses, desde que nació le ha dado lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses como recomienda la OMS. Al llegar a los 6 meses, Cris, como la mayoría de madres, quiso introducir la alimentación complementaria, pero Leo se negaba a probar nada que no fuera la leche de mamá. Ella, como todavía era pronto, no le dio mucha importancia pensó que ya comería cuando estuviera preparado, pero ella seguía probando día tras día. Leo no quería comer nada de nada, ella no se preocupaba porque veía a su hijo sano y feliz, que jugaba como los demás niños y era un niño normal y corriente. En principio, quería hacer blw (alimentación complementaria a demanda) que en resumen significa comer a trozos sin pasar por papillas. Pero como veía que no aceptaba ningún alimento, decidió probar las papillas, a lo que seguía negándose; también probo la leche de avena y no abría la boca, probó los cereales con leche materna… pero nada aceptaba más que la leche directa de la teta de su madre. Ella no se preocupaba porque le veía bien y feliz, pero era inevitable sentir cierta preocupación por si tendría carencia de hierro que es lo único que la leche materna tiene poco, pero se absorbe bien, los médicos les hacían pruebas cada X tiempo y siempre salían perfectas. Lo que le pasaba a su pequeño es que tenía una sensibilidad extrema en la boca,por lo que no soportaba ningún otro alimento que no fuera la leche directa del pecho de su madre. Leo llego a estar con lactancia materna exclusiva hasta los 18 meses. Mirad si el cuerpo es sabio, que empezó a probar otro alimento cuando su cuerpo se estaba quedando sin reservas de hierro. Hace apenas días empezó a probar otros alimentos poco a poco.

Para que veáis lo increíble que llega hacer la lactancia materna: Leo, si no llega a ser por la lactancia materna, no estaría alimentado y seguramente estaría desnutrido. Seguramente muchas madres le hubiera forzado a comer haciéndole mil barbaridades, incluso hubieran dejado la lactancia materna, dándole artificial y habría sido peor. Por eso, si el bebé está creciendo bien, feliz, sano, no pierde peso y evoluciona correctamente, no hay que hacer nada más. ¡Este es un ejemplo claro que la lactancia prolongada sí alimenta!

Quiero animar a todas las mamás que han tenido alguna duda alguna vez sobre la lactancia materna después del año acerca de si sirve para algo o si le estará creando vicio, que os borréis ese pensamiento de la mente y os dejéis llevar por vuestro instinto maternal, que siempre sabrá qué es lo correcto. ¡Ánimo a todas las mamás del mundo con su lactancia materna que es lo mejor y más bonito del mundo! Que nadie os lo arrebate.

Aquí y aquí tenéis dos entradas con mucha información sobre lactancia materna.

Recordad, si queréis estar al tanto de post como estos y muchos otros interesantes, solo tenéis que suscribiros en el formulario de abajo. ¡Gracias a todos por vuestro tiempo y asta otra!

Suscribete

Si no quieres perderte nada y ver todas mis novedades suscribete y recibirás cada entrada que publique te lo quieres perder?

19 comments on “Lactancia materna exclusiva prolongada”

  1. No entiendo a la gente que dice que la leche materna después del año es agua! ¿Cómo se imaginan esas personas que se alimentaban los niños en la prehistoria hasta que podían masticar la carne cruda o las bayas?
    Bravo por esa madre que se fió de sus instintos e hizo lo mejor para su pequeño 🙂

  2. oh, la vida… los bebés no son caprichosos, sabes, ellos saben perfectamente lo que es bueno para sus cuerpecitos y lo que es accesorio, es después que desarrollaràn malas habitudes como comer insano o màs de lo que su cuerpo necesita. mi hija ya tiene casi 5 y obviamente la lactancia materna no es su ingrediente principal aunque sigue tomando todas las noches antes de dormir, y alguna manyana también al despertarse. ella era muy mala comedora, pero crecîa bien y se le veîa sana, asî que aunque a veces me agobiaba y me emparanoiaba, todo iba bien si solo comîa dos cucharaditas de comida o un trocito de banana…

  3. Un buen dia, hablando con una amiga sobre los miedos durante el embarazo y sobre si sere una buena madre ella me contesto: tu hijo ya ha escojido la madre mejor madre que puede tener en este mundo. Eso creo que paso con el pequeño Leo, Cris se desvive por su peque, han superado todos los obstaculos y son una familia feliz y encantadora.

  4. Gracias por compartir!! mi hija 16 meses y le encanta la Lm, tb come solidos pero pocas cantidades asi q despues de leer tu articulo se me confirma lo q mi instinto maternal me decia, q la leche materna si alimenta. Gracias!!!

  5. Conozco personalmente a Cris y su peque. Han superado miedos, comentarios, pediatras poco respetuosos y también han pasado por momentos de flaqueza. Pero todo lo malo duraba poco, los papis del pequeño Leo sabían que estaban haciendo lo correcto y siempre han luchado en la misma dirección con fuerza y tenacidad.
    Lo han conseguido! Han dado una bofetada sonora a todos esos comentarios negativos, a esos pediatras, a esos miedos,… han demostrado que la naturaleza es sabia y que la leche materna es lo mejor para nuestros peques.
    Un besazo enorme para Leo y sus papis. Es un placer poder compartir con ellos este camino llamado maternidad/paternidad.

  6. Muchísimas gracias por este artículo. Me tranquiliza muchísimo, ya que tengo un bebé de 8 meses y desde que empezamos a los 6 con papillas, la de cereales aún, pero las frutas solo quiere el trozo entero y de momento verduras, nada de nada. Y ahí seguimos, la mar de bien con la lactancia materna. Estaba preocupada por si no hacía bien en insistir con las papillas, pero veo que son leyendas urbanas y que el pecho es lo mejor.
    Muchísimas gracias y viva la teta!!

  7. Soy la mamá de una niña de 16 meses. Todavía seguimos con LM aunque ella ya come de todo. Me encanta leer artículos como este, ya que nos refuerzan en nuestro empeño de ir contra corriente, nos ayudan a dejar de lado lo que escuchamos para hacer lo que sentimos. La semana pasada estuvimos enfermas las dos, virus intestinal. Ella no retenía nada en su cuerpo, ¡o eso me parecía a mí! Solo quería pecho. Después de todo un fin de semana sin comer nada sólido y de rechazar el agua y el suero, fuimos al pediatra. Tenía la glucosa bien y no estaba deshidratada. ¡Para que luego vengan y me digan que la leche materna no alimenta ya! ¡O que es como agua! Lo dicho, ¡muchas gracias por artículos como este!

    • Muchísimas gracias a ti por tu comentario, me alegra muchísimo que te guste y que sea de gran ayuda a muchas mamás para que no se sientan solas y sepan que la leche materna es vida para un bebé y que llega a salvar a muchos bebés deshidratados. De nuevo gracias!

  8. No sé cómo agradecer este texto!! Mi bebe tiene 14 meses y si no fuera por la.leche materna no se que haríamos!! Que bien saber de otras experiencias! Gracias!!

    • Gracias por tu comentario, si me he dado cuenta que me he comido las dos h gracias esta corregido, por cierto tu as puesto a ‘ma’ le ha pasado en vez de a ‘la’ que le ha pasado 😉 cualquiera puede tener un error jijijij

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *