Etiqueta: colecho

5 Consejos que nunca debes dar a una madre primeriza.

5 Consejos que nunca debes dar a una madre primeriza.
IMG_1731
Cuando eres madre primeriza todo el mundo quiere opinar y darte mil consejos pero solo tú decides aceptarlos o no.
En mi caso, para ser sincera, no hice caso a ninguno de ellos, siempre me he dejado llevar por mi instinto o como mucho por profesionales con dos dedos de frente. Así que te voy a decir algunos de los consejos a los que jamás debes hacer caso.
1- No lo cojas que se malacostumbran. Un consejo que odio escuchar y que no deberían ni mencionar. Primero, porque nadie tiene derecho a decirte si debes o no coger a tu bebé; segundo, un bebé pasa nueve meses dentro del útero de su mamá, protegido, acunado, acariciado constantemente, no podemos esperar que un bebé al salir de su madre no quiera seguir en brazos de ella, es absurdo; tercero, disfruta de tu bebé ahora: cógelo, bésalo, acarícialo, porque si no aprovechas cuando son pequeñitos, de grande no lo querrán y te arrepentirás.
2- Déjales llorar, que no se morirán. Este consejo debería estar totalmente prohibido, no sé ni cómo se atreven a dar un consejo así. ¿Dejar llorar a un bebé? ¿Acaso cuando ves llorar a algún familiar, amigo o a cualquier persona, no te acercas a preguntar qué le pasa e intentas consolarlo? Pues claro, lo más normal del mundo, te responderás, ¿entonces por qué a un hijo sí pueden hacérselo?  Cuando el bebé llora está estresado, se libera cortisol, una hormona tóxica que asesina neuronas, hay estudios que dicen que pueden dañar el cerebro del bebé, cuando un bebé llora es porque está sufriendo o le pasa algo y lo más normal es atender sus necesidades.
3-Si duermen en tu cama no los sacarás nunca. Jaja, qué tontería, los adultos dormimos acompañados y a casi todo el mundo le encanta, no conozco ninguna pareja que duerma cada uno en una habitación, pues los bebes también tienen derecho a dormir con la persona que le ha llevado durante 9 meses dentro de ella. En China y otros países el colecho es lo habitual. Así que nadie tiene que decirte si debes o no dormir con tu bebé, ningún niño con 14 años quiere dormir con sus padres, todos los niños acaban independizándose ellos solitos.
4- Tienes que llevarlo a la guardería para socializar. Para el que no esté informado, este consejo le puede parece normal, pero no es así, un niño no socializa asta los 3-4 años. El niño, cuando esta cerca de su madre, siempre estará más confiado para poder acercarse con más confianza a otros bebés. La manera más natural de que el bebé socialice es en el día a día de su madre, como por ejemplo en el supermercado, en la cola de la frutería, en el parque… en cualquier lado con su madre.
5- La teta desde de los 6 meses ya no alimenta. El que dé este consejo debería saber que está yendo en contra de las recomendaciones de la OMS Y AEPED: lactancia exclusiva hasta los 6 meses y después hasta los dos años complementando con alimentos recomendado para su edad.
En resumen, podría decirte muchísimos más consejos que son totalmente absurdos y algunos contradictorios, algunos puedes verlos en otros post más detallados.
Recuerda: si te ha gustado y no quieres perderte más post como estos y mejores puedes suscribirte más abajo y estar al día. ¡Muchas gracias y hasta pronto!

¿Qué es el colecho y cuáles son sus beneficios?

cropped-11401348_844044369004743_1807790532808276378_n.jpg¿Qué es el colecho?
Prácticamente significa dormir con tu bebé, ya sea en la cama juntos o en una cuna pegada a la cama de los papas sin uno de sus laterales. Este es un tema muy contradictorio, la mayoría de los padres duermen con sus hijos pero son pocos los que confiesan hacerlo, ¿por qué ese miedo a decirlo? ¿por qué muchos tienen miedo a hacerlo? ¡Hoy voy a explicarte cómo practicar un colecho seguro y sus beneficios!

¡El colecho es practicado desde hace miles de años! Nuestros antepasados dormían juntos porque de no ser así corrían el riesgo de ser devorados por los animales salvajes. Por esa misma razón, si a los bebés se les deja solos en la cuna y además en otra habitación, su instinto les dice que corren un peligro y lloran para ser protegidos. Nosotros sabemos que no les va a pasar nada, pero ellos no… ellos siguen teniendo ese instinto.

En varias culturas y países, el colecho sigue siendo lo normal. Japón es uno de los países que mas común es dormir en la cama de los papas y con menos riesgo de muerte súbita. El colecho se practicó hasta el siglo XIX en Europa, momento en que las casas empezaron a tener más de un dormitorio. En un estudio que se hizo en el año 2006 se descubrió que en India el 93% de los niños de entre 3 y 10 años practicaban el colecho.

Beneficios del colecho:

. Favorece la lactancia materna y las tomas nocturnas, las cuales son esenciales.

. Aumenta el sueño REM lo que disminuye los episodios de apnea del sueño que son peligrosos.

. Reduce el riesgo de que el bebé sufra hipoglucemia.

. Reduce la duración y frecuencia del llanto.

. El bebé se duerme mas fácil incluso en los despertares.

. Se sincroniza los ciclos del sueño del bebé y de la mamá.

. Potencia el vínculo entre el bebé y los padres.

. Disminuye el riesgo de muerte súbita (SMSL). James McKenna, antropólogo de la Universidad de Pomona, ha estudiado el SMSL y comprobó que en las culturas en las que era habitual dormir con el bebé era 10 veces menor el riesgo de muerte súbita que los que dormían en la cuna o en otra habitación.

. Favorece el bienestar del bebé: Su desarrollo neuronal, la autoestima y autonomía personal e incluso la capacidad de respuesta en situaciones de estrés.

El colecho es muy beneficioso siempre que se lleve a cabo de una manera segura. ¿Cómo hacer un colecho seguro?

Acostar al bebé siempre boca arriba reduce el riesgo de muerte súbita.

El colchón debe ser siempre duro y plano, nunca duerma con el bebé en sofás ni en camas de agua.

Asegúrese que el bebé no pueda quedar atrapado en ningún hueco ni caerse de la cama.

Evite usar almohadas, peluches, mantas de pelo o edredones… cualquier cosa con la que podría asfixiarse.

No cubrir la cabeza del bebé.

Evitar sobrecalentar la habitación o abrigar de más al bebé.

No compartir cama con el bebé si se es fumador, ni fumar en la misma habitación.

No compartir cama si se bebe alcohol, drogas, sonmíferos, o cualquier medicamento que altere el sueño.

No dormir con el bebé si tienes alguna enfermedad como diabetes o epilepsia porque disminuyen el nivel de respuesta.

No compartir cama si se esta muy cansado y la capacidad de respuesta es baja.

No dejar que los animales compartan cama con el bebé.

Se recomienda los primeros meses no poner al bebé en medio de los dos papás porque la capacidad de respuesta del papá aveces no suele ser la misma que el de la mamá. Se recomienda dormir con el bebé porque disminuye el riesgo de muerte súbita. Si no descansáis bien o no se cabe en la cama de matrimonio podéis poner una cama tipo side-car pegada a la de los papás o una cama pequeña y poder dormir con el bebé más tranquilos.

Como véis, si se practica un colecho seguro son muchos los beneficios de dormir con tu bebé. Además del placer que conlleva tener a tu bebé cerquita para poder atenderle al momento y no tener que estar levantándote cada vez que llore, quiera mamar (o su toma de biberón) o simplemente porque quiera tenerte cerca. No te dejes llevar por los comentarios tipo “se mal acostumbrará”. No se quedarán en la cama de sus padres toda la vida porque no puedes retenerlos… llegará el día que querrán dormir sólos y tener su espacio. No le quites el placer de dormir con las personas que más quiere solo por las opiniones de terceros. A las personas nos gusta dormir acompañadas. El ejemplo más válido es que un adulto cuando tiene pareja duerme con ella y nadie les dice que se van acostumbrar… ¿por qué a tu bebé le vas a quitar tal derecho? Están 9 meses dentro del vientre de sus madres, abrazados, acurrucaditos, pegados a su mamá. No pretendas que en cuanto salgan duerman callados en un sitio lejos de su mamá, sin poder sentirla ni acurrucarse a ella cuando quiera estar calentito sintiendo el corazón de su mamá como lo sentía cuando estaba dentro! Tú eres su madre y nadie más que tú debes decidir dónde quieres que duerma tu hijo. Si hace miles de años era lo normal y sigue siéndolo en muchas culturas y países, ¿por qué tú vas a quitarle ese derecho?, ¿por qué vas a perder los miles de beneficios?. Déjate guiar siempre por tu corazón y más en algo tan bonito como el dormir con tu bebé como cuando estaba dentro de ti.